Algunas veces, la vida te pone delante de las narices la confirmación de ciertos pensamientos.
Nunca pasa nada.

alterfines

numero_127_alterfines

No entiendo por qué mi vida ha cambiado de modo tan repentino. Lo más curioso es que, al menos en apariencia, todo sigue igual. Sigo siendo el mismo. Hago las mismas cosas, sigo teniendo los mismos amigos, veo los mismo programas de  televisión, continúo fumando…

Pero nada es igual que antes. Antes, vivía. Ahora, asisto a las representaciones teatrales en las que participo como un actor que se sabe su papel, y como un espectador complaciente –crítico, a veces– con la puesta en escena de los demás. Incluso cuando estoy solo sé que estoy actuando.

Ayer me pasó algo definitivo. Un compañero de trabajo me dijo, sollozando, que le acababan de anunciar por teléfono la muerte repentina de su esposa. Lo primero que pensé fue que su interpretación era, si bien correcta, un tanto melodramática.

Ver la entrada original 282 palabras más

Anuncios